Cuentos y libros

     Por un lado, dentro de los libros existen miles de personajes que nos pueden ilustrar lo que es un trastorno mental, un sentimiento, una emoción, formas de pensar diferentes, etc. Dentro de un libro no hay límite que no pueda traspasar la imaginación. Estos personajes pueden servir como ilustración de un comportamiento, de un pensamiento o emoción que queramos trasmitir a los demás.

     Por otro lado, los cuentos son en sí otra forma cultural de trasmitir información, desde aquellos que enseñan a los niños cómo deben comportarse hasta aquellos que nos hacen ver de forma metafórica diferentes cuestiones que son relevantes, dependiendo del momento que estemos viviendo, y que nos pueden hacer ver de forma más sencilla aquello que no vemos desde la realidad.

El gamusino estresado

  
@LauraolmedaL

Había una vez un gamusino, que quería ser el vendedor más importante de mariposas. Él, tenía una idea en la cabeza: quería que las mariposas tuvieran luz propia. Esta idea le daba vueltas y vueltas por su cabeza desde que era gamusinito.

En cuanto pudo, abrió su propia tienda de mariposas. En la trastienda, tenía un taller donde día tras día probaba nuevos métodos para poder conseguir su propósito. Se obsesionó con ella de tal forma, que empezó a dejar de salir con los amigos, ya no dormía casi, y muchas veces se le olvidaba hasta comer. Los "nervios" que alimentaban su ambición, le estaban empezando a traicionar y se apoderaban de él.

Leer más...

El rey de la selva


     En la selva vivían tres leones.
     Un día el mono, el representante electo por los animales, convocó a una reunión para pedirles una toma de decisión: Todos nosotros sabemos que el león es el rey de los animales, pero hay una gran duda en la selva: existen tres leones y los tres son muy fuertes. ¿A cual de ellos debemos rendir obediencia? ¿Cual de ellos deberá ser nuestro Rey?

Leer más...

El elefante encadenado - Jorge Bucay

     

     Cuando yo era chico me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. También a mí como a otros, después me enteré, me llamaba la atención el elefante. Durante la función, la enorme bestia hacía despliegue de su peso, tamaño y fuerza descomunal... pero después de su actuación y hasta un rato antes de volver al escenario, el elefante quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas a una pequeña estaca clavada en el suelo.

     Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en la tierra. Y aunque la cadena era gruesa y poderosa me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir.

     El misterio es evidente:
¿Qué lo mantiene entonces?, ¿Por qué no huye?

Leer más...