El refrán, ¡ qué contradicción!


En primer lugar, me gustaría hacer una introducción genérica a esto de los refranes. En posteriores artículos, aparecerán "autopsias" a refranes específicos para intentar sacarles "el jugo".

¿Qué es un refrán? Parece ser que es un saber popular, que pasa de generación en generación, formulado en forma de rima para que sea más fácil recordarlo. El refranero español es amplio y variado, pero no es el único, en todas las culturas existen frases hechas con sabiduría escondida entre sus letras.

En muchas ocasiones la gente afirma que los refranes son contradictorios y no sirven para nada. ¿Qué refrán nos está diciendo la verdad si nos dicen lo contrario?

* Imagen en la que un caracol de verdad está posado en una seta pintada en la pared. Contradictorio, ¿no?

- Que soy una persona madrugadora y veo eso como un punto a mi favor: "A quien madruga, Dios le ayuda", que el de al lado dice lo bueno que es madrugar o se le ha ocurrido decir el refrán anterior: "No por mucho madrugar amanece más temprano".

- Que vemos el defecto o virtud de alguien en algo que está haciendo: "De tal palo tal astilla", que vemos que la persona no se parece en nada a lo que esperábamos: "De padres cojos, hijos bailarines".

- Que hay movimiento y pensamos que va a pasar algo: "Cuando el río suena, agua lleva", que hay movimiento y pensamos que no va a pasar nada: "Perro ladrador, poco mordedor".

- Que no quiero arriesgar: "Más vale pájaro en mano, que ciento volando", que quiero arriesgar: "Quién no arriesga, no gana".

- Que pienso que el pasado es pasado: "Agua pasada no mueve molino", que pienso que el pasado influye en el presente: "Donde hubo fuego, quedan ascuas".

- Etc.

Ahora, lanzo otra pregunta ¿qué es ser inteligente? Según las definiciones que he revisado, sería la capacidad de entender, comprender o resolver problemas. Por lo tanto, el saber utilizar para cada una de las situaciones diferentes que se nos planteen un refrán diferente, es quizás una muestra más de ser inteligente. Es más, la prueba psicológica más utilizada para medir el Cociente Intelectual, llamada WISC, cuenta entre sus pruebas con dos refranes, que junto con el resto de ejercicios, ayuda a mostrar el nivel cognitivo de la persona que contesta. Es decir, los refranes son usados como medida de la inteligencia de una persona.


De hecho, también existe otro test formado completamente por refranes, que es administrado a personas que han sufrido un daño cerebral, para ratificar el nivel de afectación intelectual.

Lo que un refrán nos muestra, es una forma fácil de recordar un aprendizaje valioso. Ahora, nosotros debemos ser capaces de ir más allá de la simple frase y sacar el verdadero aprendizaje para aplicarlo a nuestra realidad. Por eso, la capacidad para aplicar refranes nos muestra una faceta del funcionamiento inteligente.



"A BUEN ENTENDEDOR, POCAS PALABRAS BASTAN"